La Democracia directa y La Democracia representativa

 

La democracia en la Grecia Clásica es el primer régimen político que puede calificarse de plenamente democrático, en el que los ciudadanos deciden en una Asamblea la vida pública de la ciudad. La democracia actual, que tiene como eje fundamental un estado relativamente grande no puede basarse en las decisiones de una Asamblea, por lo que recurre a la democracia representativa, donde sí existe diferencia entre gobernante y gobernado.

Democracy-Raphael.jpg

La democracia directa

La democracia nace como democracia directa. Los ciudadanos libres (hombres no esclavos, aproximadamente una cuarta parte de la población), a través de la Asamblea dirigen los destinos de la ciudad. Se trata, en teoría de un sistema justo en el que todos los ciudadanos tienen el mismo valor (aunque en la ciudad haya otros seres humanos, como los esclavos o las mujeres sin ningún tipo de derecho civil).

Sin embargo, este sistema democrático nace de la premisa de que todos los ciudadanos tienen igual capacidad para gobernar, de ahí que algunos cargos públicos lleguen a ser sorteados entre los ciudadanos.

Críticas a la democracia directa

Platón fue uno de los críticos más radicales contra la democracia. Platón considera que no es cierto que todos los ciudadanos estén igualmente capacitados para gobernar, por lo que propone un sistema político alternativo en el que sólo los ciudadanos con la capacidad racional e intelectual para gobernar, puedan hacerlo. Así establece un sistema claramente elitista, autoritario, en el que el bien del Estado está por encima del bien particular de los ciudadanos.

Otra crítica interesante tiene como origen el hecho de que las Asambleas democráticas son caprichosas e ingobernables, de ahí que durante muchos siglos la palabra democracia, lejos de significar un gobierno justo, era sinónimo de caos y anarquía.

La democracia representativa

En el sistema actual de democracia, el ciudadano no gobierna sino que, en un régimen de libertades garantizadas (opinión, expresión, participación, etc.) los ciudadanos, libremente escogen a sus gobernantes. Karl Popper, afirma que, ésta no es la auténtica característica de una sociedad abierta como una democracia, sino que la auténtica característica sería que los ciudadanos pueden destituir libremente al gobierno, si es lo que desean. Aunque, es matizable, las dos ideas son muy similares.

El origen de la democracia representativa

Ahora bien, el origen de este sistema político en el que los gobernantes, y los políticos de la oposición no está en la democracia directa, sino en el liberalismo, que establece elecciones para escoger al gobierno en un régimen de libertades. Inicialmente, quienes tenían derecho al voto eran una minoría de propietarios (sufragio censatario) hasta que a finales del siglo XIX se consigue el sufragio universal masculino, y a mediados del siglo XX, el sufragio universal masculino y femenino.

El respeto a los derechos humanos

Sin embargo, la gran característica que hace del sistema democrático el único sistema plenamente justo radica en el hecho de reconocer y respetar los derechos humanos. Sin este respeto a la dignidad humana, los derechos individuales y a las libertades, pese a que haya un sistema de elecciones, no se puede hablar de democracia, tal y como hoy se entiende, por lo que ésta ha acabado siendo el hecho diferencial y la característica necesaria para poder hablar de democracia



Leer más en Suite101: La democracia directa y la democracia representativa http://ideologias.suite101.net/article.cfm/la-democracia-directa-y-la-democracia-representativa#ixzz0yU8eYer5

|

Comentarios

buena pagina
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar